Con los residuos, sigamos la regla de las 3R.

La Ley de Basura Cero establece, entre sus objetivos, la Reducción del volumen de basura generada por la Ciudad. Y si bien el cumplimiento de esta obligación es responsabilidad indelegable del Estado, como ciudadanos podemos ser los principales promotores de este objetivo y mostrar, mediante la separación de los residuos en nuestros hogares, que la Reducción, la Reutilización y el Reciclaje (3R), son las formas más inteligentes de cuidar nuestro ambiente.

Sin embargo, el gobierno actual no genera mecanismos para que los porteños podamos incorporar la regla de las 3R a nuestra vida diaria y que nos permita pensar que nuestro esfuerzo en separar los residuos para su posterior reciclaje tenga sentido.

Por eso, impulsamos a que se consolide la gestión de los residuos secos (vidrio, papel, metal, tela, cartón y plástico), a través de las cooperativas de recuperadores urbanos.

Creemos en que este mecanismo es la mejor garantía de que nuestra acción individual de separación de residuos confluya en un verdadero sistema integral de reducción de basura en la Ciudad y el Área Metropolitana.

¿Cómo funcionan las 3R? Más info aquí