NO MAS SHOPPING NI HIPERMERCADOS

La proliferación de shopping y grandes superficies de supermercados en la ciudad ha implicado un aumento en el precio de productos de consumo masivo como indumentaria y alimentos.

Según la Fundación Pro Tejer, los shoppings se llevan el 32% del precio final de la ropa. Esto obligó a los fabricantes a tercerizar la confección en talleres informales, donde prima la explotación laboral y la precariedad. Todos hemos comprobado la diferencia de precio entre el mercado de barrio y las grandes cadenas de supermercado.

Por eso cada vez más gente está volviendo a comprar en su barrio. Pero para que eso funcione bien necesitamos crear una asociación virtuosa entre comerciantes y Estado, donde cada parte aporte lo suyo para que comprar sea más barato, en espacios seguros y agradables.

Por eso avalamos el proyecto de Ley de Fecoba-Came de creación de 62 Centros Comerciales a Cielo Abierto en la Ciudad.

Para que podamos comprar mejor y más barato.