Por un uso inclusivo del subte

Propuestas para la red de transporte público

El subterráneo permite que millones de personas se trasladen diariamente “bajo superficie” de forma rápida y eficiente en términos de horas-viaje. Un aumento excesivo de la tarifa haría que gran parte de la población de ingresos medios y bajos no pudiera continuar usando ese servicio. Esto generaría una mayor utilización del transporte automotor (que suma congestión en el tráfico y deterioro del medioambiente), aumentos en el tiempo de espera y de viaje, y disminución de la calidad de los servicios.

Los subsidios a la tarifa son una herramienta eficaz para moderar las inequidades entre pasajeros. En la mayoría de las grandes ciudades donde el subterráneo presta un servicio acorde con las necesidades de la población, la calidad prevalece sobre la rentabilidad y es el Estado quien, parcial o totalmente, asume la gestión, con la participación de los trabajadores y el control de los usuarios.

Ver más info acá