Podemos disfrutar y compartir los bienes culturales.

Entendemos la cultura como un campo de acción y transformación social, que trasciende cualquier definición teórica o académica. Cultura es todo lo que hacemos.

La desigualdad que existe en la ciudad se refleja, también, en el acceso a la cultura. Las herramientas y los recursos públicos deberían estar disponibles y al alcance de todos para el disfrute y la creación artística, para generar entornos y modos más adecuados de producción cultural.

Sostenemos políticas culturales inclusivas, participativas y plurales, que contemplan tanto la creación colectiva como la individual.

Nos involucramos con la realidad de los distintos actores culturales, identificamos problemáticas puntuales y proponemos soluciones concretas como el caso de la Ley de artistas en la vía pública.

Promovemos políticas culturales de preservación y salvaguarda del patrimonio arquitectónico e histórico de la ciudad. Es necesario realizar un relevamiento general de la situación de los bienes culturales más importantes del Estado y desarrollar una real política de apoyo a los museos de la Ciudad que pasan por una delicada situación, como es el caso del Museo del Cine.